Los límites del cine:Adolpho Arrieta/Santiago Rubín en el CBA

MIÉRCOLES 1 DE DICIEMBRE

ENCUENTRO: ADOLPHO ARRIETTA Y SANTIAGO RUBÍN DE CELIS
DÓNDE: CÍRCULO DE BELLAS ARTES (SALA MARÍA ZAMBRANO) HORA: 19:30H
ORGANIZA: CRUCE ARTE Y PENSAMIENTO

Dentro del ciclo de encuentros y proyecciones LOS LÍMITES DEL CINE,
organizado por CRUCE con el Apoyo del Ministerio de cultura, la
Universidad Complutense de Madrid y la Embajada de Francia, se realiza el
encuentro entre el cineasta ADOLPHO ARRIETTA y el crítico SANTIAGO RUBÉN
DE CELIS. La obra de ADOLPHO ARRIETTA fue mostrada el 29 de noviembre en
el Cine-Estudio del Círculo de Bellas Artes

Adolpho Arrietta
Nacido en Madrid, tras cursar el Bachillerato en el Ramiro de Maeztu, se
dedicó a la pintura, realizando exposiciones en Madrid y Mallorca. Desde
muy joven empezó a hacer cine en 8 mm. A caballo entre Madrid y París, dos
ciudades que sirven de telón de fondo a sus primeras obras, realizó, en
régimen de producción independiente, El crimen de la pirindola (1964-65),
Imitación del ángel (1965-66), Le jouet criminel (1969-70), Le chateau de
Pointilly (1971-72), Les intrigues de Sylvia Cousky (1974), Tam Tam (1976)
y Flammes (1978), muy apreciadas por la crítica y la cinefilia francesas.
De vuelta a España, Arrietta ha seguido realizando películas al márgen de
las cinematografías oficiales española y francesa, como Merlín (1990),
Grenouilles (1983), Kiki (1989) y Vacanza permanente (2006). Como escribió
Jean-Claude Biette, Arrietta es autor de “una obra absolutamente nueva y
única”; uno de los representantes fundamentales del cine underground
europeo.

Santiago Rubín de Celis (Madrid, 1976)
es Licenciado en Sociología y Doctor en Comunicación Audiovisual por la
Universidad Complutense de Madrid (U.C.M.). Escritor e historiador
cinematográfico, colabora regularmente con publicaciones especializadas
como Cahiers du cinéma-España, Dirigido por, Bright Lights Film Journal
(USA), Experimental Conversations (Irlanda), Blogs&Docs,  Doc on-line
(Portugal/Brasil), Miradas de cine.net, Lumière o Quatermass, entre otras,
y es autor o co-autor de más de media docena de libros relacionados con el
cine. Entre 2007 y 2010 ha ejercido la docencia de la asignatura de
Sociología en el Istituto Europeo di Design (IED) de Madrid.

– Obras de ADOLPHO ARRIETTA  proyectadas el día 29 de noviembre en el
Cine-Estudio del CBA:

EL CRIMEN DE LA PIRINDOLA (1964-65)

Dirección, fotografía y montaje: Adolfo G. Arrieta. Música: Domenico
Scarlatti, interpretado al piano por Fernando Benjamín. Duración: 18
minutos. B/n
Intérpretes: Javier Grandes (el niño), Adolfo G. Arrieta (el hermano),
Lola Grandes (la novia).

IMITACIÓN DEL ÁNGEL (1965-66)

Dirección, fotografía y montaje: Adolfo G. Arrieta. Música: O. Messiaen y
Georg Friederich Häendel. Duración: 20 minutos. B/n
Intérpretes: Germán Portillo (el ángel), Fernando Mora y Javier Grandes
(ladrones), Coro Botín (la señora de la casa), J.R. Alonso Castrillo (el
marido).
La película incluye escenas correspondientes a dos proyectos anteriores,
El submarino y El sueño, que quedaron inacabados.

“Arrietta impresiona en 16mm., puesto que el cine, para él, no podría
ser una profesión, desgarradores y tranquilos delirios en los que se
lee, mejor que en cualquier requisitoria, el estado de espíritu de una
generación para la cual la poesía es, hoy, el único refugio y el único
combate practicable”
Jean-André Fieschi, Cahiers de Cinéma, nº 188 (marzo 67)

LE JOUET CRIMINEL (1969-70)

Dirección, fotografía y montaje: Adolfo G. Arrieta. Música: Gustav Mähler
y Zerni, interpretados al piano por Adoración Arrieta. Duración: 38
minutos. B/n
Intérpretes: Javier Grandes (el joven), Michèle Moretti (la musa), Jean
Marais (el escultor), Florence Delai y Philippe Bruno (la pareja), André
Julien (el primer marido).

“¿Quiénes son los ángeles? Esos ángeles que hablan y viven en lo real,
que están entre nosotros, que podrían ser cada uno de nosotros en su
cotidianeidad? Son los hombres que tienen ojos para mirar las cosas,
para captar su vitalidad psico-existencial, que conscientemente se
dejan influir y predestinar por esta vitalidad. Los hombres que
siempre añaden a la visión una metavisión y que, sólo ellos, pueden
aspirar al lenguaje del cine, que parte de la vida en concreto y opera
sobre ella la selección significativa, privilegiada, por medio de la
planificación y el montaje. Arrietta es uno de los ángeles que poseen
un ojo tal y su mirada se ha demostrado coherente, unitaria,
estructurando un lenguaje realizado poéticamente en su objetualidad,
al margen de toda posible semántica, originada por la natural
ambigüedad fantástica”
Renato Tomasino, Filmcritica, nº 171 (nov. 70)

Anuncios