Los límites del cine: Yayo Aznar/Alberto Chinchón

VIERNES 3 de diciembre a las 19:30h
ENCUENTRO ENTRE ALBERTO CHINCHÓN Y YAYO AZNAR.

Alberto Chinchón
Es artista plástico. Ha participado en varios encuentros nacionales e
internacionales, como la exposición Deformes en Santiago de Chile. Entre sus
exposiciones de video y video­instalación se cuentan Generaciones o Inéditos.
Ha expuesto en la Galería Pi&Margall, La Noche en Blando, El Matadero… En
la actualidad es profesor de la Universidad Europea de Madrid. Junto a Miguel
Palancares conforman PAN en 2006 y realizan numerosas acciones, entre ellas:
“Conspiración” Madrid 06 Arte, en el Jardín Botánico de Madrid;
“Alterofobia”
en el “IV encuentro internacional de performance” en la Galería Centro de
Arte Moderno de Madrid; o “Manifiesto Bufo” en la Galería Menos Uno de
Madrid.

Sagrario Aznar
Es profesora de Historia del Arte en la UNED y especialista en arte
contemporáneo desde 1968 hasta nuestros días, con especial interés en los
temas relacionados con el arte, la política y el poder. Cuenta con varias
publicaciones destacando “El arte en acción” (Nerea), “El video en el límite
entre el arte y la tecnología: Las videoinstalaciones” (Espacio, Tiempo y
Forma), entre otras. Ha codirigido, junto a Javier Hernando Carrasco, la
colección Arte Hoy, de la editorial Nerea, y es colaboradora  en el máster
titulado Teoría y práctica  del arte contemporáneo en la Facultad de Bellas
Artes de la Universidad Complutense de Madrid.

Durante el encuentro se hablará de algunas de las piezas de Alberto Chinchón
que se proyectaron el pasado 19 de noviembre en Off Limits (Jondo,
Tragi_cómico y Still life) y sobre todo realizados junto al artista MIGUEL
PALANCARES. En
dichas piezas de vídeo, como pudo verse, impera el plano fijo donde el
artista
sale y entra en plano, se mueve alrededor de éste. La iluminación, el
sonido, el
ambiente (puro registro de la acción) intensifican el propio acontecer en el
cuerpo del artista. Las obras no sólo exigen un esfuerzo físico al
principal actor
de la obra, sino al propio espectador. Placer, dolor, sufrimiento, se
mezclan en
un arduo trabajo que se ve intensificado por la cuidada puesta en escena.
Alberto Chinchón parte de la performance para elaborar su creación visual y
nos presenta unas piezas en las que el vídeo forma parte de una herramienta
esencial para varios objetivos. Por un lado funciona como herramienta de
registro de la acción, siendo esta el principal protagonista y, por el otro,
además del propio registro ejercido se postula como elemento esencial de la
obra.

Anuncios