“Civiles. Bibliotecas habladas” Proyección el próximo 10 de mayo a las 12h

Biblioteca popular Juan B. Alberdi. Foto: Lila Insúa

El próximo 10 de mayo a las 12h se estrenará por primera vez en Madrid el documental
`CIVILES. Bibliotecas habladas´, que se presentará en el Espacio CRUCE arte
y pensamiento situado en la calle Dr. Fourquet, 5 a las 12:00hs.

Lila Insúa e Ignacio Plaza han elegido este espacio para presentar por primera
vez en Madrid un documental en el que han estado trabajando durante cinco
años y en el que ambos han recogido la experiencia de las bibliotecas
populares de Argentina. Según cuenta Lila, su abuelo fue el fundador de la
Biblioteca Popular José Ingenieros de Zárate, localidad situada en la provincia
de Buenos Aires. Sus padres trabajaron en ella durante un tiempo hasta que
tuvieron que exiliarse a España. “Trabajar en Cultura en aquellos años
significaba estar señalado políticamente”, explica al respecto.

El vínculo familiar con esta experiencia acabó derivando en un interés en
documentar un proceso que aún sigue en pie y que cuenta actualmente con
más de mil bibliotecas populares en Argentina. Así describe la propia Lila el
origen de esta iniciativa ciudadana: “Las bibliotecas populares son
asociaciones civiles formadas por ciudadanos que se autoconvocan. La
experiencia proviene de 1830, año en el que salió la Ley Sarmiento, con la que
se favoreció la creación de estas asociaciones. El interés de estas bibliotecas
populares está en que se trata de iniciativas que nacen de los propios
ciudadanos y no del Estado, como ocurre con las bibliotecas públicas. Además,
las bibliotecas populares van más allá de ser contenedores de libros, ya que
son espacios donde se generan actividades de teatro, enseñanza, conciertos, grupos de debate y de lectura… A veces son los únicos espacios culturales
existentes en algunas ciudades o pueblos”.

El documental, según cuenta la propia Lila, parte de un viaje que ella e Ignacio
hicieron a Argentina para conocer esta iniciativa. Allí aprovecharon para
realizar una serie de entrevistas a las personas que gestionan estos espacios,
las cuales aparecen en este trabajo audiovisual compartiendo anécdotas sobre
la manera en que fundaron estas bibliotecas populares o sobre su modo de
gestionar los recursos de los que disponían para afrontar el día a día. Para ello
recorrieron 5000 kilómetros, partiendo de Buenos Aires para continuar hacia el
norte del país. Durante el proceso de rodaje, Lila e Ignacio visitaron todo tipo
de bibliotecas populares, desde las que tenían un formato clásico que las
proveía de armarios y estanterías en perfectas condiciones a las que se
crearon en el garaje de una casa, pasando también desde las que habían
nacido hacía apenas cinco años a las que se generaron hace un siglo.

En todo este tiempo han acumulado muchos aprendizajes. Así lo cuenta Lila:
“Es significativo lo que se puede sacar ahora de esta experiencia en época de
crisis. Estas bibliotecas nos enseñan cómo reaccionar y proponer actividades
frente a la paralización o el exilio. Se trata de proponer cosas sin dejar de ser
combativos, planteando la resistencia desde la actividad”.

Interior de la biblioteca popular Mariano Moreno. Foto: Lila Insúa

Lila es artista visual y forma parte de la asociación Liquidación Total, una
iniciativa situada en el barrio madrileño de Malasaña que cuenta con un
espacio donde se hacen exposiciones y talleres. Según afirma, otro de los
motivos que la impulsaron a hacer este documental, aparte de su vínculo
familiar con la experiencia, fue el de querer conocer en profundidad esta manera de organizarse. “Me interesaba ver cómo se hace esto en otros
campos de la Cultura y en un país como Argentina. Podemos encontrar
muchas enseñanzas de esos modelos de espacios independientes”, señala al
respecto.

Éste ha sido su primer documental, aunque Ignacio Plaza, codirector de este
trabajo, ya había realizado previamente otras obras dentro del género, como
por ejemplo el documental `Lo que perdimos´, centrado en los republicanos
represaliados durante la dictadura franquista. Asimismo, Lila participó hace un
par de años en un proyecto de procesos participativos realizado en México.
“Consistió en una serie de entrevistas efectuadas a organizaciones
autoconvocadas de la Ciudad de México, un lugar donde estuve tres meses.
Durante ese tiempo estuve trabajando con la organización Faros, que tiene un
modelo de espacios culturales en barrios deprimidos, algunos de los cuales se
pueden llegar a situar a dos horas y media del centro de la ciudad. Uno de
estos espacios, llamado Faro de Oriente, se realizó en un edificio destinado a
la municipalidad y fue recuperado para hacer un espacio de arte, talleres y
actividades de enseñanza. A partir de ahí se fueron generando otros faros,
unas iniciativas que partieron del gobierno pero de los que los ciudadanos han
acabado haciendo un espacio propio”.

Ignacio y Lila eligieron la localidad palentina de Monzón de Campos para el
estreno mundial de `CIVILES. Bibliotecas habladas´ el pasado 2 de Septiembre
de 2013. “Hemos decidido estrenarlo allí porque la idea del festival tiene mucha
relación con nuestro documental. El cuestionamiento sobre qué es el margen,
qué es el centro o cuáles son las corrientes dominantes es un cuestionamiento
compartido con ellos y que a la vez subyace en este documental”, añade Lila.
Tras su proyección en Monzón de Campos, tienen intención de presentarlo en
otros lugares, CRUCE (10 de mayo de 2014) Ateneo Obrero de Villaviciosa
(junio 2014). Queremos moverlo por iniciativas ciudadanas, librerías, espacios
de arte…  Lo importante es que se vea, pero también establecer debates para
ver qué puede generar ese visionado”, concluye Lila.

Anuncios